jueves, 26 de abril de 2007

Oídos despiertos

Habitualmente nos refieren que:
es en el oído donde reside
nuestro sentido del alerta;
ya que, aunque nos durmamos,
nuestros oídos permanecen, siempre, despiertos.
(Por eso los llamados relojes despertadores
recurren a una señal auditiva -no lumínica-
para lograr traernos de vuelta del campo de los sueños).
Pero como "no todo es vigilia
la de los ojos abiertos",
tampoco todo es alerta la de los oídos despiertos.
Lo cierto es que él, sí, lo conseguía.
De ahí el nombre que le dieran en su tribu.

Publicar un comentario