sábado, 14 de marzo de 2009

Aquella repentina visión (nocturna)

(Fotografía de Dionestán)



Camino en diagonal

sentado un banco

blanco de ese muro

que se presenta como telón

y es fondo

lleno de inscripciones

-hoy- invisibles

que nos invocan

como al pasar.

“Ud. es libre”

pintó la anarkista;

hace ya un tiempo,

aún cercano,

en esa cerca, en ese muro,

en aquel rincón

-alguna vez, oscuro-

del boulevard.

Pensar en ladrillos,

ahora, es tarde;

en estas líneas

-y en esta foto-,

de paso, hoy,

los retrato

a vos, amigo, compositor orgánico

(artista de/

en la calle,

hacedor de esta nueva

y efímera instalación)

y a vos, querida, maravillosa, anarkista,

artista-musa inspiradora

con quien fue compartida

aquella -repentina- visión:

asentadas, solas, como en un viaje

-sobre el sentido blanco-

algunas semillas de jacarandá.


(Para Minarvana)


Publicar un comentario