sábado, 14 de julio de 2012

Caracol Coral de los Sueños Libres: Arte, Política y Memoria (Mural sonoro colectivo y participativo)








Los Caracoles constituyen regiones autónomas que dependen en su organización de sus pueblos y de las Juntas de Buen Gobierno por ellos elegidas e instauradas bajo el liderazgo del EZLN (Ejército Zapatista de Liberación Nacional) en México. La inclusión de la palabra caracol aquí tiene, además, su razón de ser por la polisemia que convoca; destacando sensiblemente, en esta multiplicidad de elecciones viables, una de sus otras posibles acepciones en la que la relación con el sonido está implícita. La cóclea es una parte constitutiva fundamental del oído interno y tiene la forma (espiralada) del caparazón (o concha) del caracol. La palabra coral, aparece referida no sólo por el juego anagramático con la palabra caracol sino también –y más decididamente– por el abordaje coral de las voces en el mural sonoro realizado. La denominación de mural responde, en este aspecto, a los principios de esta particular forma de realización artística que surge de la base de un trabajo colectivo y participativo (en este caso en particular, se han sumado los aportes de varios compañeros vinculados al arte en diversas localidades de la Provincia de Buenos Aires a través del registro grabado de sus propias voces y, también, la voz del subcomandante Marcos). La denominación coral responde, fundamentalmente, a esta idea colectiva de mural pero, también, hay que decir que esta suma de voces se da de manera literal en la composición sonora, con lo que las voces grabadas de manera individual –diciendo varios de los textos involucrados (Forster, Romero, Híjar, Marcuse y, también, propios)– en su superposición y convivencia final, conforman un verdadero coro “musical” de intérpretes. La mención a los Sueños Libres responde a la búsqueda siempre constante y no estancada de nuevas maneras de imaginar. Entronca con la idea del texto sobre la dimensión estética de Marcuse (1969) que aparece como corolario del mural sonoro. El arte y los sueños se anticipan a las soluciones prácticas y políticas. Tal vez, mejor dicho, no se trate sólo de una anticipación sino más bien de una construcción y un proceso que presentan las bases para que luego tengan lugar y desemboquen esas soluciones. “Sueños libres” hace mención, además, al título de una composición de Daniel Martín Duarte Loza, escrita con anterioridad (letra y música): la letra no aparece explícitamente, pero sí está presente su concepto y parte de su música ha sido arreglada y grabada, especialmente, por el autor, de manera instrumental para este mural sonoro. Finalmente: arte, política y memoria han sido los ejes de esta composición y representan la base de esta propuesta. Sería deseable, entonces, que este título fuera interpretado y considerado como un nuevo Caracol o región posible (aunque este Caracol no ocupe, realmente, un territorio físico anclado en el territorio zapatista). Podríamos proponer con mucha esperanza e ilusión que este Caracol se extendiera como concepto y fuera, entonces, habitado por todas aquellas obras artísticas, literarias e investigativas que, a su vez, fueran inspiradas en las ideas reivindicatorias de libertad, democracia y justicia social propuestas por los zapatistas y que manifestaran, activamente, los lazos existentes entre arte, política y memoria. Este territorio podría estar ocupado y definido, además, por trabajos realizados tanto dentro del marco zapatista como del de otros movimientos sociales y políticos del mundo que adhirieran a esta propuesta y a estos principios. Así empieza a andar y escuchar este Caracol.
Daniel Martín Duarte Loza
La Plata, Argentina – Julio 2012.
Publicado en:

Publicar un comentario